Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Chile Páginas Web e Idiomas Skip to Content
Día de la Agricultura

 

El 9 de septiembre es una fecha muy especial en el mundo debido a que se conmemora el Día de la Agricultura y en SGS sabemos la importancia que tiene este rubro no sólo en el día a día de las personas, sino que también en nuestro futuro. 

 

La conmemoración de este día nace con el objetivo de concientizar a la población de lo importante que es cuidar la tierra, debido a que su preservación es una de las principales herramientas para impulsar la restauración y salud de los diferentes ecosistemas.

Normas para el cuidado 

Como una manera de garantizar este bienestar en las zonas de cultivos es que existen varias certificaciones para velar por el correcto estado de los campos, siendo la GFSI (Iniciativa Mundial de Seguridad Alimentaria) la encargada de dar estos lineamientos. 

Dentro de sus estándares de acreditación global destacan varios, pero uno de los más importantes para el cuidado de todo el proceso agrícola es la GLOBALG.A.P. (Buenas Prácticas Agrícolas). 

Rodrigo Fuenzalida, Business Head Food Certification en SGS Chile, señala que “para la producción primaria, que se refiere al campo, sólo hay un protocolo reconocido por el GFSI que es el GLOBALG.A.P. El impacto que este tiene en los agricultores es la exportación o no exportación de su fruta, lo que en un país como Chile se vuelve algo de suma importancia, considerando que es uno de los productos que aporta al PIB Nacional. 

La GLOBALG.A.P. es uno de los protocolos más completos que existen para el cuidado del sector agrícola, debido a que se preocupa de todas las áreas de producción, considerando todo el proceso desde la finca hasta la venta. La implementación de este estándar da acceso a mercados más estrictos, y significa además la seguridad y sostenibilidad de sus productos. Este reglamento, además, no deja de lado el cuidado del medioambiente, debido a que explicita y considera las precauciones necesarias para que los terrenos y cultivos no pierdan sus propiedades y nutrientes. 

“La norma GLOBALG.A.P. tiene contemplado varios capítulos que hablan de eco sustentabilidad. Por ejemplo, establece el uso de una zona de barbecho, restringe el uso de químicos, te pide que cuando sacas plantas nuevas que éstas tengan una trazabilidad hacia el vivero y que existan zonas de conservación ecológica, añadió el ejecutivo. 

Por lo tanto, el contar con esta certificación es una forma de informarle al cliente o consumidor que usted cuenta con:  

  • Sistemas mejorados de gestión de seguridad alimentaria en los lugares de cultivo 

  • Compromiso demostrable con la producción y comercialización de alimentos en buen estado 

  • Aceptación en la comunidad GLOBALG.A.P. 

  • Mayor confianza del consumidor y del cliente en la calidad y seguridad del producto 
     

Cultivamos este trabajo 

La labor para nosotros es doble, debido a que no sólo hay que garantizar el cuidado del medioambiente, sino que también llevar seguridad y calidad a los consumidores que también son parte de este proceso que es la agricultura. 

Gracias al cuidado del ecosistema podemos velar por una mejor calidad del suelo, lo que ayuda a todo el proceso de sembrado, cultivo y cosecha. Esto para luego pasar a revisar el estado y las condiciones en las que están los productos una vez recolectados.  Una labor que como SGS hemos realizado desde los inicios de la compañía. 

Como socio estratégico de la industria agrícola, ofrecemos soluciones independientes o integradas para ayudar a las organizaciones activas en los sectores de agroquímica, semillas, biocombustibles, fertilizantes, maquinaria agrícola y suministros, financiación y seguros, almacenamiento, instalaciones de procesamiento y construcción logística, preparación de productos frescos para el mercado y productos alimentarios preparados. 

Todos estos servicios ayudan a los agricultores a cuidar y preservar áreas de cultivo y brotes, lo que nos permite velar no sólo por el cuidado de la agroindustria y los productos que llegan a los consumidores, sino que también nos hace parte de los actores activos en la preservación medioambiental.