Skip to Menu Skip to Search Contacte con nosotros Chile Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Una parte importante del desarrollo de productos cosméticos es demostrar que su uso es seguro y no existe ningún riesgo de contaminación microbiológica.

Las pruebas de desafío de SGS, que analizan la eficacia antimicrobiana de los productos sobre diferentes gérmenes, se realizan para cumplir con sus propias especificaciones, así como con los requisitos de la farmacopea de todo el mundo, incluidos los de USP, Colipa y AFNOR. También se dirigen a cumplir con las exigencias de las regulaciones normativas, como la séptima enmienda a la Directiva de Cosméticos 76/768 en Europa.

Nuestras pruebas de desafío se llevan a cabo por expertos en su campo en uno de nuestros muchos laboratorios de categoría mundial. Las muestras se preparan con conservantes, y se inoculan por separado con cepas de bacterias y hongos que pueden producirse en condiciones normales de uso por parte del cliente, incluyendo bacterias Gram-positivas y Gram-negativas, hongos y levaduras. Nuestro objetivo es comprobar que el uso de su producto sea seguro y que no exista ningún riesgo de contaminación durante toda la vida del producto una vez abierto.

Las pruebas de desafío de SGS se pueden llevar a cabo en toda la gama de productos cosméticos, y es aconsejable que se realicen lo antes posible en el desarrollo de producto.

Los análisis microbiológicos de SGS son una herramienta fundamental para desarrollar un producto seguro y fiable, y para proteger la integridad de su marca, ya que reducen el riesgo de peligrosidad una vez que el producto se ha lanzado al mercado. Póngase en contacto hoy mismo con nuestros asesores para averiguar cómo podría beneficiarse.